miércoles, 18 de mayo de 2016

Perdura Aullido

La nostalgia le ganó a la distancia,
la flojera le ganó al amor,
la rutina me va empujando a la deriva.
El clamor
es sin condón.

Haré una poesía más propia,
más real,
más peligrosa.
Me dirán que no puedo
porque soy un profesor,
me dirán que estoy durmiendo
pero
realmente despierto estoy.

Tú dirás que soy injusto,
pues el pueblo es mi nación,
mi camino es mi frontera
y no hay más interrogación.

Ya no encuentro el punto exacto
para empezar
a cantar
o gritar
porque de un momento a otro
me siento extraño, ajeno,
viajando al alma
de una extraña,
de un planeta
que se muere
( ese es mi corazón).