viernes, 29 de mayo de 2015

PARA USTEDES

PARA USTEDES
( o En el lugar en el que vale todo )

[Para ustedes,
porque solo ustedes
saben que son ustedes]

Quiero empaparme de esa gente aburrida,
de esa gente fome
que lamentablemente
hace lo que le gusta:
hablar de libros.
Quiero,
como decía algún profesor:
comer libros,
respirar libros,
reír libros.
Quiero dejar chatos
a todos
con el tema de los libros.

Pero quiero ser feliz,
como ustedes.

Quiero encerrarme en algún lugar
prestado o no,
en el cual se pueda hablar riéndonos,
maravillarnos con un par de palabras,
una conversación malditamente irrevocable
que me deje con ganas de aprender más,
de leer más,
de escribir más,
una conversación que me deje con ganas
de vivir más.
Quiero seguir teniendo ese tipo
de conversación
que me deje con ganas de no conversar nunca más.

Y alejarme de todo el mundo, quizás
por un par de horas
en las que puedo decir lo que pienso
durante todo el resto de las horas.

domingo, 17 de mayo de 2015

6 AM


El tratamiento para lograr
del dolor
la cura
sería mostrar las ganas perdidas
de cada persona
a cada persona,
sin el miedo
ni las cosas escondidas,
a mitad de una calle transitada
dentro de una ciudad bien grande
que no sea capital
ni la civilización más perdida,
que no sea lo máximo
y que tampoco esté empobrecida.
El tratamiento para lograr
del dolor
la sublime sanación,
sería mostrar las manos de un muchacho
que se perdió hace mucho tiempo
cuando el cielo se perdía
entre tu mirada
y la mira.

Cruzando una cancha de tierra me daba cuenta de que hacía dos semanas había dormido con ella.
Y también super que jamás diría su nombre, pues de esa manera podría describir a todas las mujeres
y cada una entendería el amor eterno que le dediqué en una noche específica, cuando no estaban las demás, cuano de verdad yo decía "mi mundo sos vos", "tus ojos son lo mejor", sin el miedo de creer que mentia.
Porque no miento cuando no quiero.

Creo que hay un momento perdido y suspendido
entre tu voz y la mía
a mitad de la noche.
Un grito a lo lejos
de una chica que baila entre todos mis amigos
no despierta mi atención
porque mi cuirosidad eres tú
y la calma que siento
a pesar del alcohol
y las drogas
no se compara ni con las estrellas
ni con mi habitación
a las 6:26
de la mañana.

Somos como la parte del tiempo
que se desbloquea
apretando tres botones
del teclado
de un PC.

domingo, 10 de mayo de 2015

Nada más

Nada más.
Nada que no solucionen
un par de noches de insomnio.

Silencio.
Atento a la música.

sábado, 9 de mayo de 2015

Fruit fly



Cada día veo
más sueños concretados,
más personas
siendo escritores
siendo cantantes
siendo alguien a mitad del universo.

Cabellos,
miradas,
posturas de ganadores y ganadoras
que existen en tres páginas
a las cuales nadie más tiene acceso.
Tirados arriba
en la red
donde zumba la eterna
corriente eléctrica.

Y en la inmensidad de esta soledad
mía
refugio el grito de esa canción
que hice hace un tiempo
que hoy
está sonando mal,
desafinada,
fuera de tono y tiempo,
fuera de mente y alma.
En otro momento.

Cada día reviso
la aparición de la internet
y el conocimiento conflictivo,
el dolor de la lucidez,
el espacio entre los árboles,
la línea de bajo hecha por un niño.
La creación de un mundo.

Es extraña esta mierda
de la soledad,
nunca la he sabido llevar
realmente.
Me siento cansado y aburrido
de tirarme al vacío,
de ver flores sobre árboles,
de tirarme por escaleras
y volver a perderme.
Volando por entre los parrones
y entre cereales
en el cielo.

No me saquen de mi lugar.

Mi lugar es un espacio en blanco,
una pantalla perdida entre un canto indie.
¿Qué podemos hacer?,
gritas a mitad del pasillo
mientras te sumerges en el agua.

Desearía haber sido un punk en la Inglaterra
de los años 60.
No para haberlo vivido.
Sino porque ya estaría muerto.

Siguiente track.